Memòria prevencionista

Monogràfics

« Ves enrere

BENAVIDES, Fernando G.; BOIX, Pere; RODRIGO, Fernando et al. (2013) Informe de Salud Laboral España, 2001-2010

BENAVIDES, Fernando G.; BOIX, Pere; RODRIGO, Fernando et al. (2013) Informe de Salud Laboral España, 2001-2010

informe_salud_laboral_espana
BENAVIDES, Fernando G.; BOIX, Pere; RODRIGO, Fernando et al. Informe de Salud Laboral España, 2001-2010. [online] Barcelona: CISAL-UPF, 2013. 95 p. [Consulta 27.10.2014].

"El Informe de Salud Laboral, España 2001-2010, ofrece una visión de conjunto de lo que ha sido la evolución de los principales indicadores de la salud laboral en esta primera década del siglo XXI, tratando de superar la visión parcial que podría ofrecer cada uno de estos indicadores por separado y observados para un año concreto. Una primera imagen que nos proporciona este Informe es el enorme impacto de la crisis iniciada a finales de 2007, que después de un prolongado ciclo de crecimiento económico ha producido una masiva destrucción de empleo, especialmente en trabajadores manuales, tanto con contrato indefinido como temporal. En segundo lugar, los trabajadores no parecen percibir una mejoría preventiva relevante en cuanto a la exposición a la mayoría de los factores de riesgo presentes en los puestos de trabajo. No obstante, y en tercer lugar, sí observamos un descenso significativo de la incidencia de las lesiones por accidentes de trabajo desde 2001, años antes de iniciarse la crisis, en todos los sectores y categorías ocupacionales, lo que puede reflejar un impacto positivo del esfuerzo preventivo puesto en marcha en 1995, especialmente en relación a las condiciones de seguridad. En cuarto lugar, encontramos un incremento paulatino en el número de personas que valora negativamente su salud, especialmente las mujeres y los trabajadores manuales. Las perspectivas para los próximos años, a partir de los cambios observados, apuntan a una mayor terciarización de la economía, con trayectorias laborales cada vez más flexibles e inseguras, junto a la creciente feminización y envejecimiento de la población ocupada, con el consiguiente impacto -positivo y negativo- sobre la salud y la calidad de vida. Estas tendencias plantean la necesidad de buscar nuevas fórmulas de acción preventiva que, superando el actual predominio de los reconocimientos médicos masivos o los servicios de prevención externos, se articulen en torno a programas orientados a objetivos de salud en un marco de integración de la prevención de los riesgos laborales y la protección de la salud de los trabajadores en las políticas de la empresa, apoyados desde fuera por los sistemas de salud y de seguridad social. Por ello hacemos 10 recomendaciones que pensamos que pueden mejorar las políticas de salud laboral, destacando la necesidad de evaluar sistemáticamente el impacto en la salud de las personas que trabajan tanto las políticas de empleo y protección social, como de las actividades preventivas en el ámbito de la empresa. Al igual que 8 recomendaciones para mejorar el conocimiento de la salud laboral, destacando la necesidad de profundizar en los efectos del progresivo envejecimiento de la población laboral en el sistema de prevención, sanitario y de seguridad social." [p. 8]